Felicidad y altas capacidades

73c01ca4e1_1473812811059

Las familias que tienen hijos ya detectados con Altas Capacidades y que tiene una larga trayectoria en el sistema escolar terminan convirtiéndose en grandes expertos sobre las teorías, métodos y modelos que ofrece la investigación actualmente sobre esta cuestión pero la llegada a este mundo se produce muchas veces desde el desconocimiento y una cierta preocupación. Nos da miedo que nuestros hijos sufran o que no podamos darles lo que necesitan para desarrollarse plenamente. Y quiero tranquilizaros. Las Altas Capacidades existen y pueden ser fuente de enorme felicidad, placer y, sin duda, con el apoyo y el acompañamiento necesario, pueden ser la base de una vida satisfactoria en la que esos dones se conviertan en talentos y búsqueda de la excelencia (no me refiero a la puramente académica).

Realmente las altas capacidades y el desarrollo del talento son uno de los campos que más investigaciones están aunando en la actualidad. Podéis leer sobre ello en numerosos libros, documentos y revistas especializadas, sin embargo no quiero hablar de erudición o conocimiento profundo de los campos de trabajo de los expertos. Vamos a lo que más os preocupa.

¿Existe un esfuerzo investigativo en Altas Capacidades que hace que este concepto pueda verse desde diferentes perspectivas? Por supuesto que sí. ¿Existen modelos que hacen considerar superado el identificar altas capacidades con un CI determinado? Por supuesto que sí. ¿Existen intentos para que el sistema educativo se adapte a las necesidades de los niños con Altas Capacidades? Ciertamente. ¿Hay que conseguir que mejore la actual detección tan deficitaria? De eso no cabe ninguna duda.  Sin embargo la realidad es esta: sigue habiendo un número mínimo de niños de Altas Capacidades detectados y un número mínimo de adultos que sepan que las tienen. Hay una gran ignorancia en la sociedad y a veces incluso entre los educadores sobre cómo detectar unas posibles Altas Capacidades, sobre cómo ver en un niño la posibilidad de que las tenga y cómo conseguir ayudarle para que esas dotes se desarrollen y se concreten y tengan fruto. Pero además es que incluso si todas las variables anteriores se dan sucede que el tipo de medidas de apoyo que se les ofrece no suelen ser demasiado imaginativas ni creativas por falta de formación específica de los docentes o, sobre todo, por falta de presupuesto y dotación humana de apoyo complementario.

Puesto que sé que este tema nos va a ocupar más de una semana vamos a poder ir viendo cada aspecto de forma más pormenorizada así que hoy me centraré en explicaros cómo podemos los padres hacer una primera detección de un posible caso de Altas Capacidades en la primera infancia.

Generalmente son los padres los primeros que se dan cuenta de que hay algo diferente en el niño, especialmente si han estado antes en contacto con niños o si tienen más hijos. Rara vez, al menos esta es mi experiencia, van desencaminados y siempre, en mi opinión, los profesionales deben escucharlos y atender su inquietud o sus preguntas. Puede ser el primer paso para una llamada de atención y, a partir de ahí, dar paso a los profesionales de la psicología especializados que son quienes, en realidad, tienen las herramientas, experiencia y test para determinar cada caso particular.

Os quiero contar que, además, en muchas ocasiones, si alguno de los padres, especialmente la madre tiene Altas Capacidades alguno de sus hijos las presentará. Aunque lo que sucede más frecuentemente es que después de darse cuenta de que el niño tiene características especiales y se produce una detección efectiva, los padres empiezan a atar cabos y a reconocer cosas de su infancia, y si llegan ellos hacer pruebas es posible que alguno de ellos tenga también Altas Capacidades sin haberlo sabido nunca. Y entienden mejor muchas cosas sobre ellos mismos y sobre su infancia.

Una de las cosas más emocionantes que me ha pasado en mi trabajo fue hablar con una madre que me contaba que no se sentía preparada para acompañar el aprendizaje de sus hijos y que por eso había acudido a los cursos de la Pedagogía Blanca. Consideraba que como no había tenido  la oportunidad de terminar los estudios, había tenido muchos problemas en la escuela y de aprendizaje y no había estudiado, no tenía los conocimientos y habilidades necesarias y eso le preocupaba. Desde luego no era una ignorante pero su trayectoria escolar y personal, y el que  siempre se piense que una mujer muy bella (es modelo y actriz profesional) no es inteligente, tenía dudas.

Entonces empezó a contarme cosas sobre su hija. Una niña precoz y brillante con muchas posibilidades de tener AACC, y al empezar a contar como ella había pasado su infancia y su juventud, como había salido del lugar donde creció y había vivido por todo el mundo teniendo una carrera exitosa como modelo y actriz, sus problemas de aprendizaje… realmente cuando hablabas con ella te dabas cuenta de que era una mujer de intelecto certero, reflexiva, intuitiva, autónoma y con una gran capacidad de recopilar y analizar datos. Era muy inteligente y muy sabia, con una gran humildad y un enorme potencial.

_ “Posiblemente debamos acudir a un especialista para determinar si tu hija tiene Altas Capacidades son que creo que podrías investigar si tú también lo eres.”

Cuando ella era niña no supieron acompañarla, ni descubrirla, no pudo desarrollar todas sus capacidades y desconocía sus talentos, había desarrollado hasta problemas de aprendizaje y esto llegó a afectarle emocionalmente.  Así que el propio descubrimiento de sus hijos le permitió comenzar una nueva manera de verse, trabajar, reconstruirse y sacar todo el enorme potencial que llevaba dentro y que hoy aplica a un proyecto personal de gran valor.

 

Mireia Long

 

Si te interesa saber acompañar mejor a tu hijo de altas capacidades, te interesa nuestro curso.

Infórmate aqui:

http://www.pedagogiablanca.net/altas-capacidades/

 

cabecera-fb-altas-capacidades-2

Me gusta, no me gusta…

sapos

Todos queremos que nuestros hijos sean felices, esa es una premisa incuestionable. Y, además, que sean los mejores en todo y, si puede ser, superdotados, guapos, bien vestidos, educados… Por suerte, no siempre es así. Habemos de todo.

Algunos niños sacan muy buenas notas en el colegio, a veces ante nuestra amenaza de “no comprarles…, dejarles sin…”y lo terminan consiguiendo aunque lo odien.

Estoy convencida de que éste no es un buen método. No, no lo es. Que un niño tenga altas capacidades no quiere decir que vaya a sacar las mejores notas del colegio, aunque algunos lo hacen. A un niño de AACC le apasiona aprender pero no le gusta nada estudiar.

Si dejásemos a su libre albedrío a un niño AACC nos sorprendería. Seguramente, en la etapa de la adolescencia, elegiría disciplinas y formas de vestir que no encajan con la imagen que los padres perfeccionistas esperan de ellos, pero que les ayuda a buscar su identidad como individuo y a descubrir sus verdaderas pasiones gracias al ejercicio ensayo-error.

Es muy interesante que descubran sus puntos fuertes y sus puntos frágiles, acompañados por nosotros, por supuesto, pero sin juicios. Si les damos buenos consejos y les hemos acompañado desde que nacieron, sabrán elegir bien.

Tenemos que facilitarles que su imagen personal lo sea, que escuchen la música que les atraiga y que participen en las actividades extraescolares que ellos elijan, aunque cambien cual veleta, que es otra de sus características.

Se desarrollarán como personas sanas, consecuentes y eso es muy importante porque, en contra de lo que la sociedad cree (por lo que demuestra) que una persona, sobre todo con AACC, desarrolle su pasión y se focalice en lo que mejor se le da es bueno para todos, es bueno para el Mundo porque aportará y, lo más importante, es bueno para ella.

El círculo de Lola

Sin descanso no hay aprendizaje

img_1156

Cualquier persona necesita descansar. Y no me refiero al sueño, sino a los períodos de contemplación o de reflexión que solemos tener todos – seamos niños o adultos – casi diariamente si tenemos tiempo.

Pues bien, los niños necesitan tiempo para la reflexión, sea sobre las actividades que han tenido, sea sobre los estudios o los libros que leen, o antes o después de realizarlas. Así que, cuánto más ocupados están los niños, menos aprenden en realidad.

En general, la cantidad de tiempo requerida para procesar lo aprendido, así como la percepción de la experiencia educativa, varía en función de cada persona y de la actividad en sí. A lo mejor después de una hora de trabajo/estudio necesitamos otra hora para procesar y asimilar el recuerdo de las informaciones. O quizá, si la actividad ha sido muy intensa o representa algo nuevo, podemos necesitar más horas o días para integrarla del todo en nuestra memoria.

El ejemplo que tengo más a mano es el de mi hija. Estudia canto y tiene que aprender canciones. Suele pasar a lo mejor varios días estudiando una canción para memorizarla, fijarse en la postura del cuerpo, la voz, la técnica, e intentar unificar todos los factores para que el resultado sea equilibrado. Pero en realidad es sólo después de dejar de cantar y estudiar cuando la canción se asienta en su memoria, de tal forma que, después de unas semanas en las que ni se ha acordado de ella, al retomarla, la melodía parece otra, mucho más armoniosa, más fuerte y segura y, lo que es más interesante, más “suya”. De hecho, se suele decir en la profesión que, una vez pasado un período de tiempo de descanso y de ni acordarse de la pieza estudiada, “has hecho tuya la canción” porque está más asentada y asimilada.

O como cuando comemos y luego necesitamos un tiempo para la digestión. Evidentemente, cuánto más comemos y más platos mezclamos, más tiempo hace falta para digerir.

Otro ejemplo es el de los viajes, sobre todo los turísticos culturales. Nos pasamos días en una ciudad que no conocemos, corremos de un monumento a otro, de un sitio a otro, probamos comidas nuevas, conocemos personas diferentes, oímos lenguas desconocidas y aprendemos nuevas palabras, y acumulamos nuevos recuerdos, uno tras otro, unos encima de otros – y es como si llenáramos una maleta con un montón de objetos y la tenemos cerrada varias semanas o meses hasta que, por fin, encontramos un espacio donde la podemos abrir y sacar fuera todo y ordenarlo por categorías, en armarios, sillas, mesas, estanterías. Este espacio donde vaciamos la maleta y ordenamos las cosas para usarlas o admirarlas, en el aprendizaje corresponde al descanso para la reflexión y contemplación. Sin este período no hay aprendizaje.

Es contraproducente llenarles los horarios a los niños y programarles actividades, sobre todo si encima no han sido solicitadas. Hay que respetar sus preferencias y sus gustos en cuanto a las actividades y, en cualquier caso, dejarle tiempo de descanso después. Sólo así podremos apoyar de verdad el aprendizaje sano, creativo y duradero, y ayudaremos a potenciar sus talentos y habilidades.

Sorina Oprean

Señales que nos alertan a los padres de las altas capacidades

14232535_1012341042197648_3275997640748667799_n

Muchas veces son los padres los primeros en detectar que su hijo tiene habilidades especiales o un desarrollo cognitivo más avanzado que otros bebés. En realidad, hasta los seis años sería prematura una identificación cierta, aunque, mediante baterías de desarrollo, los especialistas ya son capaces de poner atención en niños de tres años. Pero, ¿a qué señales debemos estar atentos los padres?

Muchos niños de Altas Capacidades son precoces en su desarrollo, sin embargo hay que señalar que no todos los niños precoces serán luego detectados como de Altas Capacidades y no todos los niños de Altas Capacidades han tenido un desarrollo precoz.  Aclarado esto, sí es cierto que, en la mayoría de los casos, se pueden señalar algunas características desde muy temprana edad.

Son niños que tienen avances en su desarrollo cognitivo adelantados a su edad, algunas veces desde bebés. Podemos encontrar que los padres cuentan que sostenía la cabeza y miraba su entorno casi desde el primer día de vida.  Algunos se mantienen de pie a los 6 meses si a los 9 meses ya caminan, saltándose la fase del gateo. Muchos comienzan a hablar muy pronto, hacia los 8 meses dicen palabras claramente y pueden decir frases hacia el año, saltándose la fase del balbuceo.  Algunos, de manera paulatina y otros de forma repentina, a los dos años hablan de forma clara, con frases muy elaboradas que expresan tiempos verbales correctos y pensamientos complejos.

Os cuento mi experiencia. Mi madre cuenta siempre que, cuando se puso de parto de mi hermano, teniendo yo ni 10 meses, ella despertó a mi padre para decirle que tenían que irse al hospital y yo me levanté, me puse de pie en la cuna y pregunté: ¿va a nacer ya mi hermano?. Tengo fotos con seis meses, agarrando un muslo de pollo comiéndolo a mordiscos y ella cuenta que con seis meses decía muchas palabras y me ponía de pie, caminando a los siete agarrada a los muebles. A los siete recuerdan donde has escondido algo y saben que algo que tapas está detrás de, por ejemplo, un trapo y poco después que el interruptor sirve para dar la luz o que ellos son su reflejo en el espejo.

Mi hijo es el caso diferente. Hasta los dos años apenas hablaba. Y un día, sin previo aviso, empezó a hablar correctamente, sin fallos de dicción y usando verbos en pasado y futuro y frases enlazadas. Hacia el año y medio conocen muchos colores, hasta diferenciar, por ejemplo, el rosa del lila y otras situaciones que nos indican que han asimilado el pasado y el futuro o el concepto de yo.

Hacia los dos años pueden mantener una conversación y reconocer letras y números sabiendo lo que significa esa representación. Y el avance sigue, para encontrarnos que con tres años tienen un vocabulario extenso y preguntan el significado de palabras que no conocen.  En ese año nos asombran memorizando matrículas, comprendiendo los carteles de tráfico, haciendo puzles para niños de seis años, entienden la suma y la resta y comienzan a leer sin ayuda, solo preguntándonos. Recuerdo que mi hijo a esa edad deletreaba perfectamente el nombre de sus amigos sin tenerlo escrito delante.

Tienen una gran memoria y además un pensamiento altamente complejo, suelen ser niños muy activos a interesados que todo el rato quieren hablar y nos preguntan cosas que nos asombran. Duermen poco, muy poco algunos, y son muy demandantes de atención verbal y emocional, más que necesariamente físicamente activos, que también suele pasar. Los padres se pueden sentir agotados porque exigen mucha atención, sobre todo alerta mental. Entran en la fase de las preguntas y los porqués en cuanto adquieren capacidad para hablar, a los dos años o dos años y medio, y son incansables.

Empezamos a ver en ellos perfeccionismo y  tienen claro lo que está hecho correctamente y lo que no, lo que puede aumentar las rabietas, aunque, por otro lado, con una presencia emocional cercana y si no hay elementos externos que los disturben, podrán superarla mediante el diálogo.

En general, los padres reconocen que el niño adquiere habilidades cognitivas y de lenguaje antes que los demás, pero estas señales no significa que el niño vaya a tener Altas Capacidades, por más que cuantos más signos podamos identificar más posibilidades habrá.

Mireia Long

Si quieres saber más, nuestro curso de Acompañamiento Emocional y Educativo en Altas Capacidades, Talentos y Superdotación te va a interesar.

Pincha aqui para descubrirlo todo:

http://www.pedagogiablanca.net/altas-capacidades/

 

cabecera-fb-altas-capacidades-2

La vida al lado de una niña con Altas Capacidades

73c01ca4e1_1473466745595

Un día hablando con una amiga, ésta me comentó que al ser mi hija de Altas Capacidades, todo debía ser mucho más sencillo para mí, que como madre, Adriana “me lo ponía fácil”. Por un lado, esta afirmación tenía toda su lógica, intelectualmente nuestra niña siempre se ha desarrollado sin problemas e hitos que a otros niños les resulta más complejo como aprender a leer, sumar, dibujar, memorizar, la abstracción, etc. los ha pasado a edades muy muy tempranas y casi sin esfuerzo. Sin embargo, en paralelo a este alto potencial intelectual, los niños de Altas Capacidades comprenden, sienten, piensan y viven la vida de una forma muy diferente al resto de criaturas, por lo que para poder desarrollarse de forma óptima, necesitan un acompañamiento emocional, social, intelectual particular, muy intenso (como ellos son) y que requiere un grado máximo de implicación (no sólo por parte de los padres, sino también de maestros, psicólogos, pediatras, etc.).

Vivir al lado de un niño de Altas Capacidades es maravilloso, enriquecedor, cambiante y supone un enorme desafío a diario.

¿Cómo acompañarlos en sus crisis emocionales, en sus disincronías? ¿Cómo lograr que no hiperdesarrollen miedos que les paralicen? ¿Cómo ayudarles cubrir sus requerimientos intelectuales? ¿Cuales son sus necesidades para integrarse en sociedad? ¿Cómo seguir su intensísimo ritmo sin agotarnos? ¿Cómo afrontar nuestros propios frenos y carencias para que no les repercutan de forma negativa? ¿Cómo lograr que otros niños y adultos nos los estigmaticen debido a sus peculiaridades?

Estos y muchos más son los retos a los que nos enfrentamos a diario las Mamás y los Papás que tenemos una hija o un hijo de Altas Capacidades. Un desafío que desde luego.

Elena Mayorga

mentelibre

banner-fb-altas-capacidades-cartel-4

Diez falsas creencias sobre la socialización de los niños con altas capacidades

altas-capacidades-cartelitos-varios-3

Descárgate aqui este cartel.

 

 

DIEZ FALSAS CREENCIAS SOBRE LA SOCIALIZACION DE LOS NIÑOS AACC

1.- TODOS LOS NIÑOS CON AACC SON LÍDERES NATURALES

2.- TODOS LOS NIÑOS CON ALTAS CAPACIDADES SON INFELICES

3.- TODOS LOS NIÑOS CON ALTAS CAPACIDADES SERÁN ACOSADOS EN LA ESCUELA

4.- TODOS LOS NIÑOS CON ALTAS CAPACIDADES TIENEN PROBLEMAS PARA HACER AMIGOS

5.- TODOS LOS NIÑOS CON ALTAS CAPACIDADES NECESITAN AMIGOS DE SU MISMA EDAD,

6.- TODOS LOS NIÑOS CON ALTAS CAPACIDADES SE RELACIONAN SOLO CON ADULTOS O NIÑOS MAYORES

7.- TODOS LOS NIÑOS CON ALTAS CAPACIDADES SON TÍMIDOS

8.- TODOS LOS NIÑOS CON ALTAS CAPACIDADES SON TORPES FÍSICAMENTE

9.- TODOS LOS NIÑOS CON ALTAS CAPACIDADES TIENEN FRACASO ESCOLAR.

10- TODOS LOS NIÑOS DE ALTAS CAPACIDADES TRIUNFAN EN LA ESCUELA.

 

Si te ha pasado esto y quieres responder con seguridad, nuestro Curso de Acompañamiento Educativo y Emocional en Altas Capacidades, Superdotación y Talentos, te interesa. Infórmate y apúntate en este enlace:

http://www.pedagogiablanca.net/altas-capacidades/

banner-fb-altas-capacidades-cartel-4

La falta de sensibilidad hacia los niños con Altas Capacidades

73c01ca4e1_1473465713024

No soy la primera madre que tiene que enfrentarse a la incomprensión de un maestro o de otra persona, incluso de la propia familia, cuando le comentas que muchas de las peculiaridades de tu hija o tu hijo se deben a que tiene Altas Capacidades. Por más que les expliques que la niña, el niño, se aburre y que necesita un estímulo intelectual constante, que sus cientos de preguntas carecen de malicia o que su mente trabaja de forma diferente a la de otras personas, la mayoría de la gente te mira con escepticismo e incomprensión cuando le comentas que tu hija tiene Altas Capacidades.

¿Por qué esa falta de sensibilidad hacia estas niñas y niños extremadamente talentosos, pero a la par, extremadamente complejos?

Existen muchas respuestas a esta compleja pregunta. Dejaré aquí algunas.

  • Las Altas Capacidades no son políticamente correctas en esta sociedad hipercompetitiva ¿cómo puede ser una persona más dotada que otra ya desde su nacimiento?
  • Las Altas Capacidades no son fácilmente detectables (hay que saber sobre el tema) y sus peculiaridades se confunden con precocidad, timidez, mala educación, lentitud, hiperactividad, autismo, etc.
  • Las Altas Capacidades, para muchos, rompe con el orden establecido ¿cómo un/a niñ@, en sus áreas de interés, puede saber más y comprender mejor el conocimiento?
  • Las Altas Capacidades tienen un nombre que lleva al equívoco porque al pensar en estos niños, se les mal-identifica con el estereotipo de personas sobrehumanas rápidas e inteligentes como ordenadores,  cuando en realidad, estas niñas y niños lo que nacen es con un enorme potencial, con una diversidad de dones y talentos, que sólo se desarrollarán si la criatura trabaja enormemente para lograr sus objetivos. Estos niños no son robots, ni ordenadores, son personas cargadas de dones, pero también de particularidades y preocupaciones tan intensos, que a veces les frena en el desarrollo de todo su potencial.

El tener Altas Capacidades no hace que te conviertas en una persona exitosa, equilibrada o feliz. De hecho, muy al contrario, muchas veces condiciona tu existencia desde la infancia hacia la infelicidad, la ansiedad y el rechazo social. Por ello, resulta de vital importancia que por fin se extienda una sensibilidad social hacia estas niñas y niños y sus peculiaridades. Al igual que cualquier niña o niña, ellos necesitan comprensión, acompañamiento respetuoso, sensibilidad y el apoyo de todo el mundo.

Elena Mayorga

mentelibre

banner-fb-altas-capacidades-cartel-4

 

 

 

 

Participa en “El reto de la mochila” y entra en el sorteo de una plaza para la PB8

reto-con-sorteoSÚMATE AL “RETO DE LA MOCHILA”

Y HAZ VISIBLE EL PESO DE LA MOCHILA DE TU HIJO.

Comienza el curso. Año 2016. Millones de niños españoles cargarán su mochila cada mañana con kilos de libros y cuadernos, el peso de una Educación que no ha llegado al Siglo XXI y sigue usando los materiales de hace doscientos años. Cargados cada mañana con varios kilos de peso.

Además, muchos de esos libros se han tenido que comprar nuevos, con el desembolso que supone (para familias o para el Estado) y la falta de criterios de sostenibilidad que demuestra.

Queremos aumentar la conciencia sobre este despropósito que daña la salud infantil, que perjudica la calidad e innovación en el aprendizaje según los criterios científicos de la neurociencia y que responde a un desprecio total por la sostenibilidad, el Medio Ambiente y el bolsillo de todos.

Por eso te proponemos un rato, el RETO DE LA MOCHILA, con el que queremos lograr dar visibilidad en las redes al problema muy extendido del peso de las mochilas infantiles.  Y además, entre los participantes, sortearemos un regalo extraordinario: una plaza en nuestro curso de coaching educativo semestral Octava Edición de la Pedagogía Blanca.

¿EDUCACIÓN DEL SIGLO XXI?

Toneladas de papel. Rompiendo espaldas. Eso son las mochilas de nuestros hijos.

 

INSTRUCCIONES:

Para participar sube una foto a Facebook de la mochila del colegio de tu hijo, dinos cuantos libros y libretas lleva, cuantos kilos pesa y añade el hashtag #retomochila así como @LaPedagogiaBlanca. Añade además @pedagogiablanca si participas también en Instagram, y @PedagogiaBlanca si participas en Twitter.

Recuerda, siguiento estas instrucciones entrarás en un sorteo de una plaza para la Octava Promoción del curso de la Pedagogía Blanca que comienza en noviembre:

http://www.pedagogiablanca.net/unete/

 

reto-pinterest-con-sorteo

Diez falsos mitos sobre el aprendizaje de los niños con altas capacidades

altas-capacidades-cartelitos-varios-2

Descárgate aqui este cartel.

10 FALSOS MITOS SOBRE EL APRENDIZAJE DE LOS NIÑOS CON ALTAS CAPACIDADES

  1. APRENDERÁN TODO POR ELLOS MISMOS, SIN AYUDA
  2. LOS PROFESORES ESTÁN PREPARADOS PARA ENTENDERLOS Y ATENDERLOS
  3. LAS ALTAS CAPACIDADES NO EXISTEN, TODOS LOS NIÑOS LO SON
  4. ADELANTARLOS UN CURSO LOS CONDENA AL OSTRACISMO
  5. SERAN BRILLANTES EN TODAS LAS ASIGNATURAS
  6. NO SON SUPERDOTADOS, ES QUE EN CASA LOS ESTIMULAN DEMASIADO
  7. LOS PROGRAMAS ESPECIALIZADOS SON ELITISTAS
  8. SE CREEN MEJORES QUE LOS DEMÁS, O SUS PADRES SE LO CREEN
  9. SON LOS PADRES LOS QUE SE EMPEÑAN EN QUE SU HIJO SEA ESPECIAL
  10. SI ES IDENTIFICADO VA A SER UN “RARITO” Y ES MEJOR QUE NO SE SEPA

Si te ha pasado esto y quieres responder con seguridad, nuestro Curso de Acompañamiento Educativo y Emocional en Altas Capacidades, Superdotación y Talentos, te interesa. Infórmate y apúntate en este enlace:

http://www.pedagogiablanca.net/altas-capacidades/

banner-fb-altas-capacidades-cartel-4

Diez excusas para no atender las altas capacidades en la escuela

altas-capacidades-cartelitos-varios-1

Descárgate aqui este cartel.

 

DIEZ EXCUSAS PARA NO ATENDER LAS ALTAS CAPACIDADES EN LA ESCUELA

 

  1. SI NO SACAN BUENAS NOTAS ES QUE NO NECESITAN ADAPTACIÓN NI AVANCES
  2. SI SACAN MALAS NOTAS ES PORQUE QUIEREN
  3. SI SACAN MALAS NOTAS ES QUE NO TIENEN ALTAS CAPACIDADES
  4. SI SE ABURREN EN CLASE LA CULPA ES SUYA POR NO ATENDER
  5. LA DESMOTIVACIÓN SE SOLUCIONA CON CASTIGOS O PREMIOS
  6. AMPLIAR EL CURRICULUM OFICIAL ES LA ADAPTACIÓN QUE NECESITAN
  7. LOS PROGRAMAS DE ENRIQUECIMIENTO SON MUY COSTOSOS
  8. SOLO LOS TEST HECHOS EN EL COLEGIO DEMUESTRAN LAS ALTAS CAPACIDADES
  9. NO SON DE ALTAS CAPACIDADES SI NO SACAN SOBRESALIENTES
  10. LOS PADRES NO ENTIENDEN LO QUE SU HIJO NECESITA

 

Si te ha pasado esto y quieres responder con seguridad, nuestro Curso de Acompañamiento Educativo y Emocional en Altas Capacidades, Superdotación y Talentos, te interesa. Infórmate y apúntate en este enlace:

http://www.pedagogiablanca.net/altas-capacidades/

 

banner-fb-altas-capacidades-cartel-4